Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

 


JOSE ORLANDO FLORES ARAYA

 

 

 

 

 

Rut : 34.602 de Maipú
F.Nacim     : 05 08 55, 19 años a la fecha de su detención
Domicilio : Pasaje Chillán 1175, Población William O'Neill, Maipú, Santiago
E.Civil : Soltero
Actividad : Estudiante Secundario
C.Repres. : Militante comunista
F.Detenc. : 23 de agosto de 1974

José Orlando Flores Araya, 19 años de edad, soltero, estudiante secundario, militante comunista, fue detenido el día viernes 23 de agosto de 1974, aproximadamente a las 10:30 horas de la mañana por una patrulla Militar que llegó hasta la Escuela Industrial "4 Alamos" de Maipú.
Una vez en el recinto educacional los uniformados, al mando del Teniente Haroldo Latorre Sánchez, de dotación de la Escuela de Suboficiales del Ejército y, a la fecha, jefe Educacional de los Colegios de Maipú, procedieron a llamar a un grupo de alumnos hasta la Inspectoría General de la Escuela. Allí fueron revisados sus antecedentes y luego se le comunicó al afectado que quedaba detenido por razones políticas, ya que posteriormente se le sindicaría como portador de una lista para conseguir fondos para el Partido Comunista. José Flores fue sacado de su Escuela en presencia de los alumnos del plantel, del Inspector General y del Director. Ese mismo día también fueron detenidos la ex alumna del establecimiento, Miriam Vega Alfaro, y el Profesor del ramo de "Combustión Interna" José Alfaro Acuña. En el Libro del curso 4ºaño "A" de 1974 quedó escrito en la hoja de vida del alumno José Orlando Flores Araya: "23 de agosto de 1974 el Teniente Haroldo Latorre retira al alumno para interrogarlo", la nota está firmada por el entonces Director de la Escuela Industrial de Maipú, don Luis Figueroa.
Desde el recinto educacional José Flores fue trasladado por los militares hasta la Escuela de Suboficiales del Ejército ubicada en Blanco Encalada Nº1550. Allí fue ingresado sin ser registrado en el Libro de Guardia de la Unidad a cargo del Teniente Patricio Fuentes Brunetti, quien más tarde declararía ante el Fiscal de la 1ª Fiscalía Militar de Santiago que su función era completamente independiente de la que mantenía el Departamento II o "Servicio de Seguridad" y por esta razón no se estampó la debida constancia de la detención del afectado en el libro respectivo.
Aproximadamente a las 13:30 horas de ese día, los Tenientes Haroldo Latorre y Hernán Sánchez allanaron el domicilio de José Flores, y le manifestaron a su madre que él se encontraba arrestado.
Luego de ser ingresado al recinto, donde fue reconocido por el profesor José Tomás Alfaro Acuña, José Flores fue interrogado y sometido a apremios por el Teniente Hernán Ramírez Hald, Jefe del Departamento II de la Escuela de Suboficiales del Ejército; esa misma noche lo entregaría a la DINA, sin que se registrara su libertad en el libro respectivo de la Unidad militar.
Los agentes de la DINA trasladaron a ambos detenidos hasta el recinto de Villa Grimaldi junto al profesor ya identificado. Allí José Alfaro permaneció hasta el 29 de agosto de 1974, tiempo durante el cual pudo escuchar la voz del afectado y su nombre en la lista de los prisioneros; luego fue trasladado hasta el campamento de prisioneros de "Tres Alamos" sin saber nada más de José Flores. Posteriormente fue dejado en libertad, entregando ante la justicia su testimonio respecto del afectado.
Es necesario destacar dos importantes hechos ocurridos tras la detención del afectado en su Liceo. El primero ocurrió dos días después, el 24 de agosto de 1974, cuando su madre Lidia Araya concurrió hasta el recinto militar señalado y el Cabo de Guardia le indicó que la noche anterior su hijo fue sacado por agentes de la DINA. El segundo hecho ocurrió el 26 de agosto de 1974, cuando hasta la casa de José Flores llegó un agente de la DINA con el fin de allanarla, señalando a su madre que su hijo se encontraba detenido por la Dirección de Inteligencia Nacional; el sujeto se retiró llevándose algunas pertenencias del afectado.
José Flores Araya permanece actualmente en calidad de detenido desaparecido luego que agentes de la DINA lo sacaran de la Escuela de Suboficiales del Ejército y lo trasladaran al recinto "Villa Grimaldi" desde donde se pierde su rastro.

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS
El 27 de agosto de 1974 la señora Lidia Araya presentó un Recurso de Amparo, con el rol Nº998 74, en favor de su hijo José Flores ante la Corte de Apelaciones de Santiago. Posteriormente, el 11 de noviembre del mismo año se desistió del recurso. El 12 de ese mes presentó una denuncia por presunta desgracia de su hijo ante el 7º Juzgado del Crimen de Santiago, quedando rolada la causa con el Nº76.453.
El 31 de marzo de 1977 se presentó ante la Corte de Apelaciones un nuevo Recurso de Amparo, rol Nº137 77, el que fue declarado sin lugar el 13 de mayo de ese año en virtud del informe del Ministerio del Interior, que señalaba que no existían antecedentes de la detención del afectado. La resolución fue confirmada por la Corte Suprema el 21 de junio del mismo año.
En diciembre de 1974, tras iniciarse la denuncia por presunta desgracia del afectado, rolada con el Nº76.453, comparecen ante el Juez Instructor de la causa diversas personas vinculadas a los hechos investigados, entre otros, Luis Figueroa Márquez, entonces Director de la Escuela Industrial de Maipú y los Tenientes del Ejército Haroldo Latorre y Hernán Ramírez, ambos implicados en la detención, interrogatorios y posterior desaparición del afectado.
El 21 de enero de 1975 ingresó al Juzgado una denuncia por presunta desgracia del afectado la que junto con ser rolada con el Nº76.648 fue acumulada a la presente causa.
Tanto la Secretaría Ejecutiva Nacional de Detenidos (SENDET) como el Ministerio del Interior informaron al Tribunal, en junio de 1975, que no tenían antecedentes de José Flores Araya.
El 2 de junio de 1976 declaró ante el Juez del 7º Juzgado del Crimen de Santiago el ex profesor de la Escuela Industrial de Maipú, José Alfaro Acuña, quien fue detenido el mismo día que el afectado; en la oportunidad el testigo afirmó haber visto a José Flores en la Escuela de Suboficiales del Ejército y posteriormente en el recinto de la DINA en Villa Grimaldi, hasta el 29 de agosto de 1974 fecha en que fue trasladado hasta el Campo de Prisioneros de Tres Alamos.
A pesar de los antecedentes probatorios de la detención del afectado, el 4 de octubre de 1976 el Juez decretó el cierre del Sumario y el sobreseimiento de la causa debido a que no se acreditó la existencia de delito. La Corte de Apelaciones de Santiago aprobó la resolución del Juez del 7º Juzgado del Crimen.
El 10 de enero de 1979 se repuso la causa al estado de sumario y se dejó sin efecto el sobreseimiento.
El 20 de julio de 1979 se resolvió que la tramitación de la causa prosiguiera a cargo del Ministro en Visita Servando Jordán nombrado por la Corte de Apelaciones de Santiago para investigar los casos de detenidos desaparecidos de su jurisdicción, decretándose una serie de diligencias por parte del Ministro Jordán.
El 25 de julio de 1979 el Coronel Mario Navarrete Barriga, Director de la Escuela de Suboficiales del Ejército informó al Ministro en Visita que "no hay constancia que el ciudadano José Flores Araya haya sido detenido en esta Unidad".
La madre del afectado presentó el 30 de agosto de 1979 ante el Ministro en Visita una querella por los delitos de secuestro o detención de su hijo. El 4 de septiembre la querella fue agregada a la causa rol Nº76.453 tramitada por el Ministro Jordán.
Durante el mes de octubre de 1979 comparecen ante el Ministro en Visita algunos ex compañeros de curso del afectado quienes confirman la detención de José Flores por parte de militares.
El 25 de octubre de 1979 el Juez del Crimen de Taltal desmintió lo informado por La Policía de Investigaciones de Chile referente a que el afectado fue detenido y procesado en dicho juzgado, en marzo de 1970, junto a una "célula extremista" por asalto a la Gobernación, Alcaldía y otros servicios públicos de la mencionada ciudad.
El 2 de noviembre de 1979 el Ministro en Visita Servando Jordán determinó que se encontraba establecida de manera fehaciente la detención de José Flores por parte del Teniente de Ejército Haroldo Latorre Sánchez, en la Escuela Industrial "Cuatro Alamos" de Maipú y que posteriormente fue trasladado, por efectivos Militares, a la Escuela de Suboficiales del Ejército. El fallo agrega "que si bien sostienen los uniformados que el expresado Flores Araya quedó en libertad después de su estadía en la Escuela de Suboficiales, es lo cierto que no existe antecedente concreto alguno, proveniente de ese Instituto Militar, en cuanto a la libertad que se dice del detenido". Establecida la detención y no comprobada la libertad, el Ministro estima posible la participación de personal con fuero militar en las infracciones cometidas, en particular del Teniente Latorre. Por tanto, señala el fallo, la Visita Extraordinaria carece de competencia para seguir tramitando la causa, los que deben remitirse al 2º Juzgado Militar para su conocimiento.
El 7 de diciembre de 1979 el Juez Militar de la 2ª División de Ejército aceptó la competencia declinada por el 7º Juzgado del Crimen de Santiago, ordenando instruir sumario en la 1ª Fiscalía Militar dependiente del señalado Juzgado Institucional, quedando rolada con el Nº878 79.
Citado a declarar, el entonces ascendido Capitán de Ejército Haroldo Latorre, indicó el 8 de febrero de 1980 ante el Fiscal Militar, que efectivamente detuvo al afectado y un profesor del colegio el día señalado, agregando que posteriormente lo entregó en su Unidad y que allí el detenido quedó bajo la responsabilidad del Teniente Hernán Ramírez "quien, al parecer, los habría entregado a la Dirección de Inteligencia Nacional, DINA". Finaliza su declaración afirmando que no le consta que el afectado haya quedado en libertad luego de ser detenido.
El ascendido Mayor de Ejército Hernán Ramírez declaró, el 25 de marzo de 1980 ante el Fiscal, que él efectivamente interrogó al afectado, respecto de lo cual no puede informar nada "por secreto", agrega que él lo debió hacer dado que era el jefe del Departamento II de la Escuela de Suboficiales (Departamento de Inteligencia existente en todas las unidades militares).
En octubre de 1980 el Ministro del Interior, Sergio Fernández, informó al Fiscal no haber dictado resolución alguna que afectara a José Flores.
El 27 de octubre de 1980 el Coronel de Ejército, Fernando Arancibia Reyes, Vice Director de la Central Nacional de Informaciones (CNI) informó al Fiscal que, revisados los archivos de la DINA que obran en poder de su organismo, se pudo comprobar que no se registra la detención del afectado.
Citado nuevamente a declarar, el Mayor Hernán Ramírez señaló en agosto de 1981 que "no existió orden escrita para detener, mejor dicho para entrevistar a Flores Araya".
El 8 de mayo de 1982 el Fiscal señaló que efectivamente el afectado fue detenido por el entonces Teniente de Ejército Haroldo Latorre Sánchez, sin embargo no se ha logrado acreditar la participación de algún uniformado o miembro de la DINA en la presunta desgracia de José Flores, por lo que no resulta justificada la perpetración de delito y debido a ello se solicitó sobreseer temporalmente la causa. El 24 de mayo el Juez del 2º Juzgado Militar de Santiago aprobó la resolución consultada. Apelado dicho fallo la Corte Marcial confirmó lo resuelto por los Tribunales Institucionales.
Presentado un recurso de queja por la parte querellante ante la Corte Suprema en contra de la Primera Fiscalía Militar de Santiago, el máximo Tribunal no dio lugar a la presentación.
Entre otras gestiones realizadas por la familia del afectado figura una carta dirigida al Comandante en Jefe del Ejército y Jefe de la Junta Militar, Capitán General Augusto Pinochet Ugarte, la que no dio resultados positivos.


30 Mayo 2001

Funado dueño de colegio en Maipú

Cerca de 500 "funeros" llegaron el viernes 30 de mayo hasta el Colegio Instituto O´Higgins de Maipú para denunciar al coronel (R) Haroldo Latorre Sánchez, dueño y rector del establecimiento, quien detuvo en 1974 a un estudiante del Liceo Politécnico de esa misma comuna. El Instituto funciona en las esquinas de Avenida Pajaritos y Tristán Valdés, su teléfono es el 531 1849.

"¡Todos somos José Flores! ¡todos somos José Flores!", gritaban al unísono los centenares de jóvenes que marcharon desde la plaza de Maipú hasta el Instituto O´Higgins, mientras decenas de estudiantes miraban asombrados e incrédulos desde el interior del recinto. La marcha se había iniciado pocos minutos después de las cinco de la tarde, al desplegarse un lienzo que acusaba a Latorre del desaparecimiento de este estudiante de 18 años, enfilándose por la Avenida Pajaritos en dirección al norte encabezada por una muchacha, que portaba una bandera chilena, y dos jóvenes vestidos de negro que representaban una persecución, con el típico sonido de fondo de los tambores, pitos y el "ole, ole, ole, ola. Ole, ole, ole, ola. Como a los nazis les va a pasar, adonde vayan los iremos a funar".

 

8 de Agosto 2005 – La Nacion
Juez dicta 14 procesamientos por secuestros calificados en Villa Grimaldi
Un total de catorce de ex agentes del régimen militar fueron procesados por el delito de secuestro calificado, en el marco de las violaciones a los derechos humanos cometidas en el centro de detención de Villa Grimaldi, en la Región
Metropolitana.
La resolución fue adoptada este lunes por el ministro en visita Alejandro Solís, en el marco de la investigación que sustancia por la desaparición de ocho personas al interior de Villa Grimaldi entre julio y diciembre de 1974.
La lista de procesados está encabezada por los generales (R) Manuel Contreras, quien fuera el jefe de la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) , Hernán Ramírez Hald y César Manríquez, éste último ex subsecretario de Guerra del régimen militar.
También fueron encausados los brigadieres (R) Pedro Espinoza, Miguel Krassnoff y Fernando Laureani; los coroneles (R) Marcelo Morén Brito, Haroldo Latorre, Rolf Wenderoth y Gerardo Urrich, capitán (R) Manuel Carevic, el cabo (R) Basclay Zapata, todos del Ejército.
Asimismo, el magistrado levantó cargos contra el civil Osvaldo Romo Mena y el subteniente retirado de Gendarmería Osvaldo Manzo.
Todos fueron procesados por las desapariciones de Rodolfo Valentín González Pérez, ex conscripto FACH, Fernando Silva Camus, Anselmo Radrigán Plaza, Marcela Salinas Eithel (debe decir Marcelo Salinas Eytel), José Flores Araya, María Teresa Bustillos Cereceda, Rafael Araneda Yévenes y Jaime Robotham Bravo.
El magistrado Solís dispuso que Carevic, Ramírez Hald y Urrich quedaran en detención preventiva en el Penal Cordillera, mientras que contra el resto no decretó medidas cautelarles, en virtud de que ya gozaban de la libertad condicional o se encuentran cumpliendo condenas por otros delitos.
De acuerdo a los informes Rettig y Valech, que han documentado las violaciones a los derechos humanos cometidas en Chile, el de Villa Grimaldi –también conocido como Cuartel Terranova- fue el recinto secreto de detención y tortura más importante de la DINA.
La de este lunes es la segunda resolución de importancia en torno a la investigación por los abusos cometidos en Villa Grimaldi. Antes, el ministro Solís procesó a ocho ex militares por apremios ilegítimos contra 22 personas que estuvieron recluidas en el dicho recinto.
El mencionado dictamen también había afectado a Contreras, Morén Brito, Espinoza Bravo, Krassnoff Martchenko, Romo Mena, Zapata Reyes, Laurani Maturana, a los que también se agregaron Maximiliano Ferrer Lima y Gerardo Godoy García.
El ex jefe de la DINA, junto a Krasnoff, Moren Brito y Laureani, cumplen condenas por el secuestro calificado del militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) Miguel Ángel Sandoval.
 

12 de Agosto 2005 La Nacion

Caso Villa Grimaldi: Conceden libertad bajo fianza a cuatro ex militares

La Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago en votación unánime concedió la libertad, previo pago de 500 mil pesos, a cuatro oficiales en retiro del Ejército a quienes el ministro Alejandro Solís los procesó por el secuestro calificado de ocho disidentes al régimen militar, en el marco de la investigación del caso "Villa Grimaldi".

Se trata de los ex miembros de la disuelta DINA, generales en retiro Hernán Ramírez Hald y Cesar Manríquez; y los brigadieres en retiro Gerardo Urrich y Manuel Carevic, que desde el lunes pasado se encuentran recluidos en el Batallón de Policía Militar de Peñalolén.

El tribunal de alzada estuvo integrado por los magistrados Alfredo Pfeiffer, Humberto Provoste y la abogada integrante Ángela Radovic.

El magistrado Solís adoptó las resoluciones en bases a las desapariciones de Rodolfo González Pérez (24 julio de 1974); Fernando Silva Camus (27 noviembre de 1974); Anselmo Radrigán Plaza (12 diciembre de 1974); Marcelo Salinas Eitel (21 octubre de 1974); José Orlando Flores Araya (23 agosto de 1974); Maria Teresa Bustillos Cereceda (9 diciembre 1974); Jaime Robotham (31 diciembre de 1974); y Rafael Araneda Yévenes (12 diciembre de 1974).

 


Fallo primera instancia - Flores Araya - 2010


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2014